Sectores oficiales y privados de Mendoza trabajan para que las pequeñas y medianas empresas locales sean incluidas en un catálogo industrial y puedan participar como proveedoras de la megaobra hidroeléctrica Portezuelo del Viento.

El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, junto al vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Ángel Rodríguez, y el titular de la Unión Industrial Mendoza (UIM), Mauricio Badaloni, abrieron el IV Foro Industrial desarrollado en el Park Hyatt Mendoza donde se habló, y mucho de Portezuelo del Viento.

Se firmó un convenio entre la UIM y el Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios (IDITS). La meta es trabajar en conjunto con el Clúster Energético para que las pymes locales sean incluidas en un catálogo industrial y, de esta manera, puedan acceder como proveedoras de la megaobra hidroeléctrica Portezuelo del Viento.

Este catálogo contará con la información de cada potencial proveedor pyme mendocino en lo que respecta a servicios o productos ofrecidos, certificaciones, capacidad instalada, como también toda otra información que las partes acuerden. El documento será material de consulta para las uniones transitorias de empresas (UTE) interesadas en presentarse a la licitación de la obra.

Una vez publicado el pliego, las UTE interesadas que mayor cantidad de proveedores de origen local consideren tendrán un puntaje especial que les permitirá acercarse a la adjudicación.

Para más información sobre el catálogo industrial, ingresar a www.idits.org.ar.

Abren las inscripciones para los interesados en trabajar

Los aspirantes a las capacitaciones se podrán anotar a partir del próximo miércoles 18 de septiembre en el sitio que se informará a la brevedad. Deberán llenar el formulario con sus datos, referencias y capacidades.

Números que impactan

La megaobra se puede cuantificar en números -impresionantes. Y la primera cifra debería ser 51. Medio siglo -en realidad son casi 70- vienen soñando los mendocinos con domar y aprovechar las aguas del río más caudaloso de la provincia, que nace allá, en Valle Hermoso, Malargüe, de la unión de los ríos Cobre y Tordillo. La primera planificación para embalsarlo data de 1968, pero ya en la década del ’50 se comenzó a planear la obra, luego postergada por cuestiones políticas.